sábado, 12 de abril de 2014


A este matrimonio de jubilados lo van a desahuciar por haber avalado el piso de su hijo, que ahora no puede pagar la hipoteca.

Poca violencia hay en las calles para lo que se merece este Régimen miserable y criminal.

viernes, 11 de abril de 2014

La 'Izquierdona'

Empezaré diciendo que me considero de izquierdas. No sabría decir de qué tipo, si más marxista que leninista o más castristra que chavista, pero defiendo los derechos colectivos frente a los individuales, un modelo de Estado que garantice las necesidades básicas del pueblo soberano, creo en una sociedad igualitaria, laica y solidaria y considero que el capitalismo ha demostrado que la propiedad privada no nos hace más libres, sino más esclavos. Por todo ello y mucho más, me considero de izquierdas. 

Pero no soporto a la 'izquierdona'. 

Llamo 'izquierdona' a esa que dice apoyar al pueblo pero en el fondo lo desprecia y lo utiliza, ora para arropar y escoltar a su líderes como si fueran emperadores romanos o reinas de Egipto, ora para reducirlo a simples papeletas de voto con piernas. 

Repudio a esa izquierda que aplaude la lucha de los zapatistas a cara tapada, pero condena a los autóctonos; la que dice apoyar las revueltas egipcias, turcas, brasileñas... pero se desvincula de las que surgen en el Estado español; la que critica el sistema con la boquita cerrada y ni se moja, ni se planta. 

Hay en este país una izquierda que lleva años gobernando con las mismas malas artes que la peor de las derechonas, pero con el agravante de disfrazarse de revolucionaria y progresista. Medran, tragan y roban mientras el Aparato de sus partidos corrompe todo lo que toca y extiende sus tentáculos para anular a todo aquel que no tiene su mismo interés: desplazar a los que están para ponerse ellos y seguir como hasta ahora. 

Esa izquierda no es la mía. Es parte del enemigo, y lucharé contra ellos con la misma fuerza que contra los fascistas.

 'Mala gente que camina, y va apestando la tierra' Antonio Machado

martes, 15 de octubre de 2013

Patriotas de medio pelo

Son los que se ponen la pulserita con la bandera española, los que se enervan cuando se habla de secesión, los que dicen que "como en España no se vive en ningún sitio" los de "una, grande y libre"...

Ese patrioterismo de medio pelo. Esa tontería con pretensiones cuasi divinas propias de aquellos que no tiene dos dedos de frente.

Si quieres ejercer de verdadero "patriota":

-Preocúpate de que ni uno sólo de los que comparten la tierra que pisas carezca de las necesidades más básicas.

-Condena pública y judicialmente a todo aquel que tenga la mano larga y se meta en los bolsillos y los de sus amiguetes el dinero de todos tus compatriotas. 

-Impide que intereses particulares destrocen el patrimonio natural de tu país. 

-Lucha para que el pueblo (tu pueblo) tenga voz y voto en cada una de las decisiones que le afectan. 

-Rebélate contra las instituciones internacionales que interfieran en la soberanía de tu estado: libre e independiente. 

-Lucha para que se eduque a los jóvenes y se culturice a la población para que tu país prospere en todos los campos.

-Protege a todos tus compatriotas de cualquier discriminación, injusticia o abuso.

Eso, y mucho más es ser patriota. Todo lo demás es simple folclore rancio.

viernes, 4 de octubre de 2013

EEEEOOOOOHH !! ¿¿¡¡HAY ALGUIEN AHÍ!!??


¿¿Dónde estáis??¿¿Dónde están las miles de personas que diariamente denuncian en Twitter lo que está pasando en este país?? ¿¿Los que suben a Trending Topic los hashtags más revolucionarios?? ¿¿Y los miles de simpatizantes y militantes de toooooodos los partidos de izquierdas?? ¿¿Dónde andan los que se apuntan a todos los eventos de Facebook??¿¿Y los que critican el “estado del Estado” mientras se fuman su cigarrito en cada pausa laboral?? ¿Dónde están los que envían emails que nos encabronan ya por la mañana temprano cada vez que los abrimos?? ¿¿Y los millones que siguen entusiasmados cada semana programas como Salvados o El Intermedio??¿¿Dónde están los parados, los que sobreviven gracias a sus abuelos, los dependientes, los que ya no pueden  estudiar, los que ya están repagando su sanidad...?¿Y los miles de autónomos que se han visto obligados a cerrar su pequeña empresa? ¿¿Dónde están los familiares de las 700.000 personas que han ido a buscarse un futuro fuera de España porque aquí no tenían ni presente??¿¿Dónde están los intelectuales, los actores y actrices más rojeras, los escritores más contestatarios?? ¿¿Y los amigos y conocidos de cada uno de ellos??

En las movilizaciones siempre nos encontramos los mismos... ¿¿DÓNDE COÑO ESTÁIS TODOS LOS DEMÁS??

miércoles, 2 de octubre de 2013

Antisistema


La connotación negativa que, todavía a estas alturas, se pretende dar a quien se acusa de antisistema, no deja de tener su gracia. ¿Quién tiene el valor de defender un sistema injusto y corrupto que nos aboca a la miseria? Únicamente puede hacerlo el que saca tajada de él o el pobre necio. 

Peligroso es el que defiende que se priorice una deuda indecente sobre las necesidades de los ciudadanos y en contra, por cierto, de la Constitución. 

Peligroso es quien alega haber sido elegido democráticamente para traicionar a su propio electorado y ejercer una dictadura.

Peligroso es el que insufla dinero público a los bancos a fondo perdido y nos miente asegurando que se devolverá. 

Peligroso es el que gobierna por y para bancos y empresas privadas,; el que persigue una factura en negro, pero permite las SICAVS y el que condona deudas a multimillonarios. 

Peligroso es quien nos impone que seamos súbditos de un jefe del Estado nombrado por un dictador.

Peligroso es el que nos aboca a la miseria con subidas inabarcables de impuestos y servicios básicos y reduce los salarios al mínimo. 

Peligrosos son los partidos políticos que denuncian lo que pasa pero siguen alimentando y alimentándose del sistema.

Peligroso es quién avala la privatización de la Sanidad y la Educación, dejando fuera a miles de personas sin recursos, el que deja a familias en la calle, y a la juventud sin futuro. 

Peligroso es el que condena la sexualidad de las personas y el que pretende administrar úteros ajenos. 

Peligroso es el que cambia o adapta leyes a golpe de talonario, el que indulta a delincuentes y sanciona a vagabundos.

Peligroso es el que promueve la caridad en lugar de la justicia social, el que reprime y criminaliza la expresión popular, el que destruye pruebas, el que justifica la corrupción, el que ampara una justicia inexistente, el que manipula la información, y el informador que deja que le manipulen.

Peligroso es el que se mantiene en silencio o indiferente ante lo que está pasando a su alrededor, el que condena a quien está luchando por un futuro más digno para todos.

Peligroso es el que diciendo estar a tu lado, te mete una puñalada trapera en cuanto te descuidas y le hace el juego al mismo contra el que decía luchar.

Peligroso es, en definitiva aquel que ejecuta, defiende, justifica, oculta, comparte, ampara o asume cada uno de los abusos a los que se está sometiendo al pueblo español.

Soy antisistema. Cada día más.

miércoles, 3 de julio de 2013

Escribe Carlos Taibo Arias.

"No quiero recibir más manifiestos, ni más convocatorias, que no se refieran, con nombre y apellidos, al capitalismo y su miseria ingente, que consideren -siquiera sólo sea por omisión- que el PSOE no es responsable principal de lo que tenemos entre manos, que guarden silencio ante la condición de pilares del sistema que corresponde a los sindicatos mayoritarios, que estimen que basta con volver a 2007 de la mano de la búsqueda de una 'salida social a la crisis', que no otorguen un papel central a la autogestión y la socialización, que sigan creyendo en los efectos benéficos del crecimiento, que ignoren los derechos de los integrantes de las generaciones venideras, que piensen que hemos acabado con la marginación que en todos los órdenes siguen padeciendo las mujeres, que se desentiendan de cualquier demanda de reconocimiento del principio de libre determinación, que olviden el expolio de la riqueza humana y material de los países del Sur, que no tomen nota del colapso radical que se avecina y que propongan unas u otras aventuras electorales, a menudo camufladas de retórica vacua. Gracias por la comprensión".